Blog

Cuando se dice que una institución es “sin fines de lucro”, es porque el objetivo de la institución es de utilidad general o de interés común a sus asociados, ya sea benéfico, asistencial, cultural, deportivo, etc.

Se considera lucro la obtención de un beneficio económico, como por ejemplo, la venta de bienes y la obtención de una ganancia derivada de dicha venta, realizar operaciones comerciales.

Para poder registrar una Asociación Civil sin fines de Lucro en Venezuela se debe primero elaborar el documento constitutivo.

Presentarlo ante el Registro Subalterno Inmobiliario del Municipio donde se encuentre, junto con la copia de la cédula de identidad de los asociados y/o fundadores.

Realizar los pagos y consignarlos ante el Registro y firmar el día y la hora acordados. Luego que se obtiene el documento proceder a la obtención del RIF.

 

Debe elaborar los estatutos, ejemplo:

El patrimonio, es el sustento de una fundación, si no hay dinero o bienes ella desaparece; a diferencia de una Corporación (ONG) que deja de existir legalmente, al reunir un numero de miembros que haga imposible realizar sus objetivos. Esto se debe a que en el caso de la fundación, hay un creador. Quien entrega parte de su patrimonio a esta entidad para que lleve a cabo los fines que el se propuso.

Si muere el fundador, no afecta a la fundación. Esta continua, mientras existan recursos para desarrollar su actividad. El Estatuto de una fundación, es la carta de navegación que entrega el fundador para que se desarrolle su sueño.

El fundador puede ser: una persona, un grupo de personas, otras organizaciones, una empresa, etc. La estructura básica de un Estatuto es la siguiente: nombre, domicilio y duración, objetivos, patrimonio, directorio: secretaría ejecutiva, reforma de estatutos, disolución de la fundación.

 

Ley del Islr

En la actualidad, tras la reforma de la Ley del Impuesto Sobre La Renta, tanto las Fundaciones como las Asociaciones Civiles sin fines de lucro están sujetas a realizar la Declaración del Islr; es decir, ya no se encuentran exoneradas aunque los enriquecimientos por las actividades que realicen les sean propias. La nueva Ley de Islr sólo permite la exoneración de las instituciones benéficas y las de asistencia social, dejando bastante claras las definiciones de cada una de ellas.

 

Sobre las fundaciones

Las fundaciones solo pueden crearse para fines de “utilidad general”, que se define como aquellos de tipo artístico, científico, literario, benéfico o social sin otras particularidades. De acuerdo al Código Civil las fundaciones están sometidas a la vigilancia de los jueces de primera instancia de la jurisdicción civil de la fundación, ante quienes los administradores deberán rendir cuentas.